Abdominoplastia

Que es la Abdominoplastia

Pese al auge de la cirugía plástica, aún hoy a muchas personas les resulta difícil valorar la importancia de la cirugía abdominal, y hasta pueden burlarse de quienes recurren a ella, sin embargo, la situación es muy diferente para quienes, pese a las dietas y el gimnasio, sufren con ese abdomen distendido y fláccido que con frecuencia acompaña a las mujeres que han tenido más de un hijo, y que se ríe de sus esfuerzos por eliminar todo ese tejido excedente, ya que el estira y encoge de la piel originan su deterioro. También es el caso de los varones que pueden tener brazos y piernas fuertes, estar en un peso relativamente adecuado, pero luciendo siempre una “pancita” que se resiste a todos sus esfuerzos.

Cuando ya se trataron los medios convencionales y nada da resultado, es momento de intentar algo diferente, siempre que sea seguro y eficaz. En ese caso la solución es una abdominoplastía. ¿En qué consiste? Pues la abdominoplastía (también llamada dermolipectomía o lipectomía) es una operación de cirugía plástica estética que elimina el tejido adiposo excedente con la piel que lo recubre y que suele estar muy suelta, permitiendo unir luego los músculos y la piel, devolviendo al paciente un abdomen liso y tonificado. Un sueño hecho realidad.

Cómo se Realiza la Operación en Sí

que es abdominoplastiaLa abdominoplastia es una operación sencilla en teoría, pero como toda cirugía tiene que realizarse con extremos cuidados para proteger la salud del paciente, que es siempre la prioridad. Sin embargo, es posible realizar la intervención con anestesia local asociada a un sedante, pero mayormente se realiza con la anestesia general. La decisión la tomará el paciente de acuerdo con el consejo de su cirujano.

La complejidad de la operación determinará la duración de la misma, sin embargo se puede estimar que la duración va de dos a cuatro o cinco horas.

El procedimiento no es muy complejo y se basa en un corte horizontal en el abdomen que va de un lado a otro de las caderas, a la altura de la pelvis, siempre en relación a la condición del abdomen del paciente y la cantidad de tejido que esté sobrando, buscando que la cicatriz quede luego cubierta por el bikini. De ser necesario, se realiza otra incisión alrededor del ombligo y en ese momento es posible liberar la piel del tejido abdominal. El procedimiento contempla la separación de los músculos del área que deberán quedar expuestos para su manipulación. En el caso de las mujeres que han pasado por varios embarazos, estos músculos suelen hallarse vencidos y blandengues y por ello requieren ser ubicados adecuadamente en su lugar de forma que se pueda definir el contorno y devolver la firmeza a la pared abdominal. El tejido sobrante será removido. Para finalizar se coloca nuevamente la piel sobre el área y se procede a suturar, colocado el ombligo en el lugar que corresponda en el nuevo abdomen.

Tips a Tener Presente Antes de la Abdominoplastia

Como toda intervención quirúrgica, es imprescindible que se tenga el mayor de los cuidados al momento de elegir al cirujano plástico, y al hacerlo deberá asegurarse que sea un especialista certificado y respaldado por las asociaciones de su localidad. Una vez con él, es necesario que el paciente converse de forma tal que el especialista, en base a la información que recibe, pueda determinar si es conveniente realizar la operación y qué resultados pueden preverse. Sólo si el paciente está debidamente informado puede decidir someterse a la intervención.

En esa primera consulta el especialista pedirá toda la información médica del paciente, su historial de salud (alergias, cirugías anteriores, antecedentes familiares, etc.) y todo lo relacionado a su alimentación, hábitos, productos de consumo regular y actividad, además de realizar una evaluación directa con el objeto de calcular la cantidad de grasa y piel excedente y poder prever lo concerniente al procedimiento. En esa evaluación determinará el estado de la zona abdominal, tanto los músculos como la piel, para lo cual probablemente hará un examen estando el paciente echado y también de pie. Una vez tenga la información completa, incluyendo algunas fotografías que podrá tomar a su criterio, ofrecerá al paciente una descripción de los beneficios que en su caso particular pueden esperarse de la operación, para ver si concuerdan con las expectativas del paciente. De ser así, la intervención puede planificarse.

Hasta aquí, sólo se han dado los dos primeros pasos: elegir al especialista y dialogar con él para determinar los aspectos más relevantes de la operación, sin embargo recién entonces inicia el proceso de preparación, ya que, una vez decidida la abdominoplastía, el paciente deberá seguir, al pie de la letra, las indicaciones preoperatorias que recibirá del cirujano. Lo primero suele ser los exámenes de rutina, de sangre, orina, cardiología, para verificar que no exista ningún desorden. También se indicará, muy probablemente, ciertas especificaciones en la dieta diaria, que se abstenga de fumar, si es el caso, y que se abstenga también de algunos medicamentos que pueden causar complicaciones muy serias en el quirófano (como antiinflamatorios, anticoagulantes y hasta algunos preparados naturales, como el té verde, los que contienen mucha vitamina E, entre otros). Además puede ser, dependiendo del caso, que deba tomar alguna medicina durante el periodo preoperatorio, como vitamina C, por ejemplo, pero sólo si es recetada por su cirujano.

Luego de la Abdominoplastia … ¿Qué?

Muchas personas consideran que toda cirugía plástica es igual, sin embargo un relleno de labios no es lo mismo que una cirugía de nariz y una liposucción no es igual a una abdominoplastía, que además es considerada un procedimiento quirúrgico mayor. ¿Eso qué significa? Pues no sólo una mayor duración de la intervención sino que compromete más el organismo, por lo que tomará mayor tiempo para la recuperación. Esto debe ser considerado previamente, ya que no se pueden realizar las tareas habituales ni reintegrarse al trabajo, por ejemplo, por unas semanas.

¿Qué puede esperarse luego de la intervención quirúrgica? En realidad es importante saber que los resultados se comenzarán a ver a mediano plazo y el definitivo recién al año. Al inicio el abdomen estará hinchado durante varios días, se pueden apreciar hematomas y habrá dolor en toda la zona operada, por lo que probablemente el cirujano indique analgésicos en dosis adecuada al caso. Se verá una cicatriz muy notoria que, incluso, puede hacerse más evidente con el paso de los días, sin embargo luego de los primeros seis meses comenzará a reducirse y poco a poco se hará casi imperceptible, aunque, como toda cicatriz, jamás desaparece por completo. El uso de productos especiales puede ayudar a una mejor cicatrización y su médico puede informarle al respecto.

En cuanto a la recuperación, no se puede hacer actividad física de inmediato, y el reposo estará de acuerdo a la dimensión de la operación realizada. Cuando se reanude la actividad deberá ser en estricto cumplimiento de las indicaciones del cirujano plástico. Muchos pacientes son autorizados a reiniciar una vida normal alrededor de los 30 días posteriores a la operación y quince días después podrá realizar actividad física o deportes, siempre de acuerdo a la evaluación y criterio de su médico.
Una de las grandes ventajas de la abdominoplastia es su duración, ya que es casi permanente, teniendo los cuidados del caso y si no hay un nuevo embarazo. En caso de una nueva gestación el resultado puede renovarse con otra abdominoplastía, y en el caso de que haya un aumento ligero de peso, no es necesario recurrir al bisturí.

¿Existe Riesgos al Operarme de Abdominoplastia?

Toda intervención quirúrgica tiene riesgos, y hasta una extracción de muela puede generar complicaciones severas, motivo por el que la elección del cirujano es altamente importante, así como el seguir las indicaciones del especialista, tanto antes de la operación como luego de ella. Cualquier medicina que se consuma en las semanas previas debe ser comunicada al médico, así como el hábito de fumar, el que deberá ser suspendido temporalmente, pues estos, y otros aspectos, influyen mucho en el resultado de la operación pues los riesgos son mayores para personas con menor capacidad pulmonar, problemas cardiacos, mala circulación, o diabetes. Mucho más riesgoso es el haber tenido una anterior intervención quirúrgica abdominal.
En el caso de la abdominoplastía aunque infrecuentes, las posibles complicaciones que deben tenerse en cuenta son: pérdida de tejido, infección, sangrado, problemas de cicatrización, aparición de fluidos en el tejido subcutáneo, coágulos pulmonares, paro respiratorio y eventualmente la muerte.

¿Tengo Otras Opciones?

No todas las personas son candidatas a una abdominoplastía y aún muchas de las que sí califican para ello pueden también optar por otras soluciones. ¿Cuáles son? En primer lugar, dado que la abdominoplastía no es un recurso para bajar de peso, en los casos de mucho exceso es posible que el cirujano recomiendo primero un régimen de dieta y algún ejercicio, antes de someterse a la abdominoplastía. En casos muy extremos, si el paciente tiene demasiada piel y tejidos colgando, lo indicado es una Paniculectomia, que es una versión particular de la abdominoplastia.

Afortunadamente la abdominoplastia es un procedimiento que puede adaptarse a las necesidades de cada caso, favoreciendo al paciente. Cuando el problema es pequeño sólo producido por los embarazos, es posible hacr lo que se denomina una mini abdominoplastía, que afecta mucho menos el área y logra resultados espectaculares. Si el problema es sólo la piel descolgada se puede retirar sólo eso sin que el paquete muscular del abdomen se vea afectado. En el caso de que la grasa sea el estorbo, la liposucción, en sus varias modalidades, puede ser la alternativa más adecuada.

¿Otras posibilidades quirúrgicas? Siempre está la banda gástrica o el bypass gástrico, que obedecen a condiciones médicas muy concretas.

Su Mejor Consejero para una Abdominoplastia: Su Cirujano Plástico

abdominoplastia procedimientoUsted está interesado en el tema, tal vez esté pensando en su problema o el de alguien de su entorno. En cualquier caso, la persona más adecuada para informarle de forma precisa y adecuada al caso en cuestión, es el cirujano plástico especializado en abdominoplastía, buscando siempre un especialista con la certificación y experiencia necesaria. Antes de tomar una decisión es importante que se informe, que dialogue con él y sepa a qué puede atenerse, cuál sería el procedimiento en su caso y cuáles serían los beneficios que este procedimiento le puede brindar.

3 Responses sobre “ Abdominoplastia ”

  1. [...] Abdominoplastia [...]

Buscar

Contáctenos

Tu nombre (obligatorio)

Tu email (obligatorio)

Asunto

Tu mensaje

Bienvenidos!

En este sitio vamos a mostrar lo ultimo en procedimientos sobre cirugia estetica en Perú, asi como tratamientos y recomendaciones sobre los diferentes locales para realizarse alguna cirugia.