Implante de Gluteo para Mujeres y Hombres

Un implante de gluteos es lo indicado hoy en día, que tanto hombres y mujeres viven observando la región glútea, es inevitable que la mirada no se dirija allí. A ninguna persona le gusta que digan que su región glútea es fea, ello implica muchas cosas: Quizás caída, fláccida, chata, alargada, sin forma, gorda en exceso, o simplemente demasiado amplia. Aunque suene exagerado, tener una buena cola es una inyección de autoestima. Para recibir esta inyección de autoestima, hombres y mujeres recurren al aumento de glúteos. Esta Técnica es denominada gluteoplastia, y es la misma para ambos géneros, aunque estéticamente hay algunas diferencias. En el hombre se trata que la nalga parezca más musculosa. En la mujer se trata de darle a la nalga la forma más redondeada.

La gluteoplastia o implante de glúteo se realiza mediante la aplicación de implantes, deja escasas cicatrices en el pliegue interglúteo. El implante es de gel de silicona cohesivo, y la prótesis es más plana y tiene más resistencia que la que se utiliza en el aumento de mamas. La prótesis se va a situar debajo del músculo glúteo mayor de forma que externamente no se notará. La incisión se sitúa en el pliegue entre ambas nalgas, lo más bajo posible para que quede oculto. La operación se lleva a cabo con anestesia general para que el músculo quede relajado y se pueda introducir la prótesis fácilmente.

En un implante de glúteo es de mucha importancia que el paciente colabore con todas las indicaciones del cirujano. El primer día el paciente deberá permanecer boca abajo. Durante 1 semana debe evitar estar sentado, y cuando lo haga no debe comprimir la zona operada. También deberá dormir boca abajo durante un par de semanas. Y evitar cualquier tipo de ejercicio físico en el que participe el glúteo durante 5-6 semanas. El riesgo de infección en la gluteoplastia es bajo, aunque se requiere de una higiene muy cuidadosa hasta que se quiten los puntos y siempre se administran antibióticos durante 10 días tras la cirugía para minimizar el riesgo.

En mujeres habitualmente se asocia liposucción de la zona lumbar, cintura y flancos para modelar esta zona e incrementar la curva que se consigue en la nalga al colocar las prótesis. La grasa que se obtiene es inyectada en la zona inferior, justo por encima del pliegue del glúteo, para redondear la nalga a este nivel. La prótesis, que se utilizará en el implante de glúteo, rellena muy bien las dos terceras partes superiores de las nalgas, pero no la inferior. Durante una lipoescultura típica de caderas, nalgas, muslos también la grasa es aprovechada para reinyectarla en la zona central de la nalga, para dar la sensación de una nalga más juvenil y levantada. Finalmente recordemos que no se debe acudir a aumentos con inyección de silicona liquida u otros materiales. La silicona líquida es imposible extraer, se infiltra en todos los tejidos. No es lo mismo que la prótesis, que se puede extraer en caso de complicación o por deseo del paciente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *