Con la Cirugia Plastica Lipectomia Obtendras el Abdomen Deseado

La cirugia plastica lipectomia es la extirpación quirúrgica de una porción de tejido adiposo, generalmente junto a la porción de piel que lo recubre. Habitualmente se realiza ese procedimiento a la zona del abdomen, en lo que también se conoce como abdominoplastia, o a la zona de los muslos (lipectomía crural). En el caso de la abdominal, es frecuente que se realice en mujeres que quedan con el abdomen caído tras varios embarazos y en hombres que no logran adelgazar esa zona del cuerpo porque los músculos perdieron tonicidad. En cualquiera de los casos, los resultados son envidiables.

¿Qué le proporcionará una cirugia plastica lipectomía? Pues un abdomen sin rollos, sin piel fláccida que se descuelga, con un contorno más reducido y posiblemente una cintura más estrecha. Aunque no existe una medida de la piel y grasa subcutánea que se puede extirpar quirúrgicamente, es posible abarcar 10 a 15 centímetros desde el ombligo hacia abajo, lo que puede incluso significar kilos de menos en el peso corporal. Muchas veces se realiza el procedimiento junto a una liposucción para mejorar el contorno del cuerpo.

Una de las preocupaciones principales en este tipo de intervenciones de cirugía plástica (lipectomía) es la posibilidad de algún daño si la mujer sale embarazada años después de haber sido intervenida, y la respuesta es un rotundo “no”, ya que su embarazo seguirá normalmente, aunque el resultado de la operación se anulará tras el alumbramiento con el nuevo estiramiento de la piel y el aumento de peso propio de la gestación. En el sector femenino las candidatas ideales para una cirugía plástica lipectomía son mujeres que ya no esperan tener más hijos o aquellas que no siendo así tienen claro que sus expectativas durarán sólo hasta que salgan nuevamente embarazadas. En los hombres, esta técnica quirúrgica va cobrando cada día mayores adeptos a cualquier edad.

La operación dura entre una a tres horas, dependiendo de las condiciones de cada paciente. Para prevenir complicaciones en la cirugía plástica lipectomía, especialmente el tromboembolismo, se suele usar aparatos que lo previenen, como medias anti-embólicas, pantalón de masaje neumático y productos anticoagulantes en el periodo postoperatorio. Si todo marchó normalmente el paciente podrá regresar a casa el mismo día.

El tiempo de recuperación es variable pero ronda las dos semanas, en las cuales se deberá reposar en posición semi sentado o posición fetal. Luego se podrán reanudar poco a poco las actividades cotidianas, excepto el ejercicio o los deportes, cuya práctica podrá reiniciarse luego de un mes de la intervención de cirugía plástica lipectomía. Tras la intervención el paciente deberá usar una faja especial por un mes, y se le indicarán masajes terapéuticos. El paciente tendrá un poco de dolor e inflamación que se atenderán con medicamentos prescritos por su cirujano.

Las cicatrices de la cirugía plástica lipectomía serán notorias en los primeros seis meses pero lentamente irán haciéndose más planas e imperceptibles, debiendo evitar a toda costa exponer la zona al sol, por al menos 4 meses para un mejor resultado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *