Clinicas de cirugia plastica ¿camino correcto?

La cirugía plástica reconstructiva no es una elección, muchas veces es un proceso quirúrgico necesario y recomendado por los médicos para mejorar las funciones de algunos órganos o zonas del cuerpo del paciente, es decir  el paciente no tienes muchas veces opciones para descartar una cirugía plástica, si desea que su organismo funcione bien se tendrá que someter a ella. En el caso de una cirugía estética es simple elección del paciente, ya que el fin primordial es cambiar o mejorar su apariencia y lucir una figura más contorneada o el rostro perfecto. Para ambas cirugías las clinicas de cirugia plastica no sólo se encargan  de operar, también han basado su trabajo en preparar física y psicológicamente al paciente,  brindándole una información real y detallada de todo cuanto involucra una cirugía de este tipo, es decir sus riesgos, contraindicaciones y logros.

Lo esencial para una cirugía plástica estética es beneficiar al paciente y que éste se sienta conforme con los resultados, si los resultados no fueron los esperados por el paciente, entonces se dice que la cirugía ha sido un fracaso. Para evitar que las clínicas de cirugía plástica tengan una mala reputación o generen desconfianza, son estas mismas las que basan su trabajo en lograr una interrelación con el paciente que desee someterse a una cirugía, más aún con los adolescentes, ya que ellos no son lo suficientemente maduros emocionalmente para manejar la cirugía y que están sometiéndose a una cirugía por las razones correctas.

Para determinar si una cirugía estética es lo correcto y lo deseado por un paciente, las clínicas de cirugía plástica preparan a sus médicos especialistas y los capacitan para desarrollar con el paciente (más el adolescente y los jóvenes) una serie de entrevistas para determinar el porqué desean someterse a una cirugía plástica y así decidir si son buenos candidatos o no. Este proceso determinará  si son capaces de entender y manejar el estrés que siempre suele causar una cirugía, por más simple y sencilla que parezca.

Algunos médicos, de reconocidas clínicas de cirugía plástica,  no realizan procedimientos (como rinoplastia o la cirugía facial) en un adolescente, hasta que estén seguros de que la persona es lo suficientemente madura, tanto física como emocionalmente (si ha terminado su crecimiento). Para la rinoplastia, la mejor edad en las mujeres es a partir de los 16 años y en los varones a partir de los 18 años de edad. También existe una edad límite para someterse a cualquier operación estética y una serie de requisitos físicos que son determinados a través de pruebas o exámenes médicos realizados durante el periodo pre operatorio. Es así como se determina si el paciente es apto para una operación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *