Un implante de labios es una solución a su sonrisa

Cuando pensamos en una operación de cirugía estética pensamos en cómo adelgazar y tener una mejor figura, mediante cirugía o una liposucción, o en cómo aumentar nuestros atributos mediante implantes de busto o glúteos. Sin embargo… ¿pensó acaso alguien en recurrir al implante de labios para sentirse mejor, más sexy y segura? Pues aunque no lo parezca, el implante de labios es una opción cuya demanda va en aumento y tiene mucho para dar.

Si bien la boca no presenta rasgos que habitualmente generen mayor inconformidad, como es el caso de la nariz, por ejemplo, de seguro se sorprendería al saber a cuántas mujeres les martiriza tener unos labios demasiado delgados. Sea porque no ofrecen esa imagen sensual que actrices como Angelina Jolie han puesto de moda, o porque en todas las fotos sus labios parecen desaparecer misteriosamente, el sufrimiento por tener una boca casi sin labios, es real. En su auxilio está la operación de implante de labios que es una de las técnicas de corrección facial mediante cirugía que últimamente se viene desarrollando cada vez más.

¿Cómo se realiza el implante de labios? Pues el proceso es recurrir a un material que se injerta en los labios del paciente para brindarle mayor volumen y mejor consistencia. El tema principal está en la variedad de materiales disponibles, y la principal diferencia, de vista al resultado, está en el tiempo de duración.

Para un implante de labios existen materiales que se extraen del mismo paciente (autógenos) y el principal es la propia grasa corporal extraída en una liposucción y que luego de ser procesada, se inyecta mediante jeringas especiales en los labios. No tiene reacción adversa o rechazo y los resultados son casi inmediatos, sin embargo la grasa muchas veces es reabsorbida por el cuerpo y se reduce nuevamente el volumen.

Está luego el implante de labios gracias al uso de injertos de piel del mismo paciente. Extraídos mediante técnicas diversas, suele realizarse en paralelo al lifting facial. La aplicación de tejido se reabsorbe mínimamente, pero puede provocar irregularidades. El colágeno es un producto muy popular para el implante de labios. Suele ser de origen vacuno y si bien a veces hay reacción alérgica, los resultados son muy naturales pero no duran más de tres meses. El dermalógeno es colágeno humano extraído de cadáveres, por lo que no es muy popular, aunque no provoca reacciones alérgicas. Se está trabajando una técnica para que los pacientes donen piel para hacer colágeno autógeno.

En el rubro de productos sintéticos o fabricados a partir de sustancias naturales, los hay varios y una vez implantados suelen conservar sus dimensiones por un lapso de tiempo variable. El ácido hialurónico reticulado es muy seguro pero su duración es entre 6 meses y un año. Por su parte el Aquamid es muy seguro y su duración es permanente por lo que resulta una buena opción en el implante de labios.

Más allá de toda esta variedad de elementos disponibles para los implante de labios, lo principal al momento de considerar realizarse una intervención quirúrgica de este tipo es acudir a un Cirujano Plástico debidamente entrenado y capacitado, que con la experiencia del caso y el sentido ético que posee le dará la información previa que requiere y el respaldo necesario para que pueda someterse al proceso con toda confianza y lograr los resultados que anhela.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *