La Cirugia Plastica, un fenómeno quirúrgico-social que mueve al mundo

cirugia plastica en lima y peru¿Se ha puesto a pensar qué sería de los actores, cantantes, modelos y artistas sin fin que vemos cada día en las pantallas de cine o de la televisión si no fuera por la Cirugia plastica? De hecho muchas de las estrellas más cautivadoras de ayer y de hoy han pasado por el bisturí milagroso para mejorar su apariencia y consolidarse en el mundo del espectáculo y en la mente de sus admiradores. Nombres como Salma Hayek, Sharon Stone, Nicole Kidman o Pamela Anderson, Tom Cruise o Arnold Schwarzenegger, son sólo una muy pequeña muestra de que en el show business, todo vale. Y una “ayudadita” de la Cirugía plástica es casi una rutina.

Sin embargo, para el común de los mortales, es decir, el ciudadano de a pie, que trabaja en una oficina, y cuya relación con Hollywood se basa en alquilar videos para ver en casa el domingo por la tarde, la Cirugía plástica también es una posibilidad igual de importante, ya que si bien no intenta conquistar el mundo del espectáculo ni dejar boquiabierto al público de tres continentes, sí desea sentirse a gusto consigo mismo no sólo por quién es sino también por cómo luce.

Hoy por hoy la Cirugía plástica, definida como la especialidad quirúrgica que permite restablecer la integridad anatómica o funcional del cuerpo, cuando ésta ha sido vulnerada de forma congénita, patológica o accidental, no sólo es más accesible económicamente hablando, y puede ofrecer mejoras estéticas mucho más naturales y sin marcas delatoras, sino que también es mucho más llevadera en cuanto a lo que significa el proceso postoperatorio, que no tiene las complicaciones ni dolores ni molestias que tenía años atrás y que hacían que cualquier persona que declarara su deseo de someterse a una operación de Cirugía plástica fuera catalogada como “loca de remate”.

Las cirugías de nariz, mentón, papada, párpados, brazos, piernas, glúteos, espalda, abdomen, son sólo algunas de las posibilidades que actualmente ofrece la Cirugía plástica, en una verdadera oportunidad para deshacernos de “ese” aspecto de nuestra imagen que hemos cargado por años, odiándolo cada día. Sin embargo podemos encontrar miles de páginas de internet con información de operaciones desastrosas y personas que fueron por la y salieron trasquiladas y el terror nos invade. ¿Qué hacer? ¿Cómo evitarlo? ¿Cómo asegurar que estaremos en el gran grupo de quienes continúan su vida felices de tener la nariz soñada o el vientre que se espera, y no en el pequeño porcentaje de quienes se arrepienten de haberse operado?

Son varios los aspectos a considerar, pero entre los principales podemos mencionar:

1. Elegir un profesional debidamente capacitado, con experiencia y sentido ético, para que realice la Cirugía plástica en instalaciones adecuadas.
2. Conversar con calma con el médico sobre todos los aspectos que involucra la Cirugía plástica, el cambio que se espera y las técnicas que pueden ser usadas, incluyendo sus riesgos y beneficios.
3. Conocer con detalle las indicaciones previas a la operación de Cirugía plástica y los cuidados que se deberán observar tras la misma.
4. Una vez se decida realizar la intervención de Cirugía plástica, seguir con minuciosidad las indicaciones recibidas para poder realizar del mejor modo la cicatrización y recuperación de tejidos, etc.

Si como en toda cirugía, la Cirugía plástica tiene un nivel de riesgo, es a su vez considerada de bajo riesgo siempre y cuando se sigan las indicaciones del especialista y se recurra a uno con la formación y experiencia del caso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *