Cirugia estetica mayor demanda que la cirugia plastica reconstructiva

Muchas veces solemos confundir los términos cirugía plástica y cirugía estética, sabemos que ambas son operaciones que se realizan para mejorar o corregir alguna zona de nuestro cuerpo, pero estas cirugías no tienen el mismo objetivo. Definamos entonces la cirugía plástica, que viene de la palabra griega plastikos , que significa formar o moldear, es un un tipo especial de cirugía cuyo objetivo es corregir el aspecto y la funcionalidad de la zona operada, en muchos casos la denominan cirugia plastica reconstructiva, la cual viene a ser una especialidad de la cirugía plástica. Los  Cirujanos plásticos se esfuerzan por mejorar la apariencia y la autoestima del paciente a través de procedimientos tanto reconstructiva como estética de los pacientes.

La cirugía plástica, por su objetivo, se divide en dos especialidades: la cirugía plástica reconstructiva cuyos procedimientos son para corregir defectos en la cara o el cuerpo. Entre estos defectos de nacimiento o físicos tenemos el labio  leporino y paladares hendido, deformaciones de la oreja, lesiones traumáticas como las de las mordeduras de perro, quemaduras o las secuelas de los tratamientos de enfermedades como la reconstrucción de mama de la mujer después de la cirugía para el cáncer de mama. Esta cirugía se caracteriza por corregir el aspecto físico de la persona, pero no con un fin estético, sino, por corregir anormalidades y disfunciones dejadas por accidentes o congénitos, importando muchas veces corregir la anormalidad funcional antes que la física.

La cirugía estética o también conocida como cirugía cosmética, a diferencia de la cirugía plástica reconstructiva, se basa en corregir zonas del cuerpo que al paciente no le agradan, los procedimientos cosméticos más comunes incluyen hacer los pechos más grande (aumento mamoplastia) o menor (mamoplastia de reducción), remodelar la nariz (rinoplastia) y la eliminación de bolsas de grasa de zonas específicas en el cuerpo (liposucción). También intervienen dentro de la cirugía estética las técnicas o procesos de tipo no quirúrgico como la eliminación del vello empleando el laser o el tratamiento de la piel para mejorar la cicatrización severa, así como técnicas mínimas como el botox, peeling, etc.

La cirugía plástica reconstructiva no es utilizada con tanta frecuencia  como la cirugía Estética, la primera es más una necesidad mientras que la segunda responde  simplemente a la banalidad del paciente. Por ello este tipo de cirugía es más frecuente en personas jóvenes y hasta en adolescentes que ven a la cirugía como una forma de encajar en la sociedad. Por otro lado, adultos, consideran frecuentemente a la cirugía como una forma de diferenciarse de la multitud. La cirugía estética es entonces la más empleada, a tal punto que más de 333,000 personas de 18 años y más joven tenía cirugía plástica estética en 2005 y aumento en 306,000 en 2000.

En cambio las personas  recurren a la cirugía plástica reconstructiva para corregir un defecto físico o para modificar una parte del cuerpo que les hace sentir incómodo y que no cumple de manera adecuada sus funciones. Otro motivo es corregir algunos defectos ocasionados por las mismas operaciones ante sometidos y que no han dejado buenos resultados, el caso más común es una rinoplastia mal realizada o la cirugía de mamas luego de haber retirado un tumor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *