Cirugia plastica, nariz perfecta su historia

Una de las primeras operaciones estéticas que se realizaron fueron a nivel mundial fue la cirugia a la nariz o también conocida como rinoplastia, que es la intervención quirúrgica de tipo estética y funcional, que consiste en modelar, estilizar, agrandar o achicar la nariz con el fín de darle una perfecta armonía al rostro y beneficiar o darle una solución a sus problemas funcionales. Esta cirugía se creó a finales del siglo pasado, pero ya en la India y Egipto se realizaban importantes operaciones de nariz con carácter reparador, debido a la costumbre de amputar este órgano a enemigos y malhechores.

Esta cirugía a la nariz de forma más estética empezó con pequeñas  incisiones en la piel del dorso de la nariz, por esta vía se  retiraban los excesos de hueso y cartílagos nasales, que dejaba una notoria marca o cicatriz en el lugar trabajado. Por ello el grado del defecto tenía que ser lo suficientemente importantes como para compensar la gran cicatriz que esta operación dejaba. Ya en el año 1904 y con la participación del cirujano alemán Joseph, se consiguió modificar los defectos nasales a través de una incisión localizada en la mucosa nasal con el resultado final de una cicatriz interna y, por lo tanto, inaparente. Hasta la fecha el procedimiento para una rinoplastia es el mismo, pero si ha variado el concepto o la manera de entender a una cirugía plástica nariz.

En un inicio esta operación solo se realizaba para reducir las estructuras rígidas, hueso y cartílago, cuya modificación ocasiona la nueva adaptación de la cobertura cutánea a las nuevas dimensiones generadas o logradas por la operación. Luego de unos años se incorporó la técnica de aumento nasal y reducción nasal, igual con excelentes resultados.

Hoy en día una nariz perfecta refleja un rosto bien definido y una conjugación armónica, es decir anteriormente no importaba si la nariz resultante le brindaba al rostro un aspecto armónico, hoy en día esa es la base de la cirugía plástica, nariz  operada dentro del contexto facial, es decir para que una rinoplastia sea perfecta se deben tener presente las formas del rostro, las dimensiones y posición del labio superior, de los dientes, maxilar, mentón, de la frente, de los ojos, de los pómulos, etcétera.

En la actualidad la musculatura nasal está siendo estudiada por sus importantes implicaciones en la morfología nasal. Las dimensiones de la misma varían, según la raza. Esta estructura, contribuye al achatamiento de la punta, y su liberación provoca una ligera rotación y aumento de su proyección y para ello hay un tipo de cirugía plástica nariz o rinoplastia estructural combinada. Finalmente, el concepto de rinoplastia estructural combinada o no con la rinoplastia abierta se ha mejorado considerablemente, haciendo que esta  operación sea más segura y previsible

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *