Las Operaciones de Cirugia Plastica de Aumento de Gluteos van Ganando Terreno

En los últimos años, dentro del espectro de operaciones de cirugia de aumento, gluteos es la solicitud que viene creciendo, no sólo en cantidad sino en la preferencia del público masculino. Al parecer si bien las mujeres desean tener un perfil más contorneado y atractivo, también mucho hombres valoran lo que eso puede significar en su vida, como una forma de sentirse satisfechos, mejorando su imagen en general y su atractivo como pareja.

A diferencia del aumento de senos, que sólo acepta implantes, sean de silicona o de solución salina, para lograr un aumento de glúteos se puede recurrir a dos medios: inyección de grasa o implante de prótesis. En el primer caso, la lipoinyección de grasa como una técnica natural se asocia con una liposucción de la región abdominal (incluyendo cintura, espalda etc.) de la cual se extrae grasa que, luego de ser filtrada, será inyectada en cantidades específicas en los glúteos, modelándolos de forma estética y armónica. Este procedimiento es muy usado cuando se desea aumentar las nalgas en una medida muy natural o cuando están un poco caídas y se quiere mejorar su forma. Necesita sobrante de grasa en las zonas aledañas que servirá como materia prima para la lipoinyección. El cuerpo se beneficia y modela al sacar grasa de un sitio y colocarla en otros, Puede que se reabsorba la grasa inyectada hasta un 30%.

En el segundo caso de aumento, glúteos más voluminosos gracias al uso de implantes, estos son prótesis de gel de silicona que se colocan en cada nalga luego de una incisión de aproximadamente 6 cms (en el pliegue entre las nalgas). Los implantes tienen una mayor consistencia pues deben soportar el peso de la persona al sentarse y reciben un trabajo muscular mayor al correr, caminar o realizar ejercicios. Aunque parecen ambos procedimientos sencillos, y en el fondo tal vez lo sean, conllevan un alto nivel de riesgo para el paciente si es realizado por personas no capacitadas. Sólo un cirujano plástico experto en ambas técnicas de aumento glúteos puede realizar los procedimientos de forma segura y exitosa. Si no desea encontrarse al cabo de unas semanas con una cola descolgada, o con dolores que no pasan y que son sólo la punta del iceberg de una cadena de sufrimientos y sinsabores, no escatime al elegir las manos en las cuales encomendar su figura y su salud.

Un tema importante es el período posterior a la intervención de aumento (glúteos que hayan recibido grasa o implantes). Tras la lipoinyección podrá irse a casa luego de unas horas o pasar la noche internada, dependiendo del volumen de grasa extraída. Tras esta modalidad de aumento de glúteos requerirá una faja especial por uno o dos meses (todo el día), un programa de alimentación sano y recibir masajes de drenaje linfático según indique el cirujano. Evitará sentarse de forma normal por una semana o diez días, para que la zona se recupere más rápidamente. Las marcas de la lipoinyección desaparecerán muy pronto sin dejar huella. En el caso del uso de implantes no podrá dormir bocabajo por 3 a cuatro semanas, ni sentarse por 15 días. También usará la y permanecerá en reposo por dos semanas. Los masajes son también ideales luego de diez días.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *