Antes y Después de una Rinoplastia

Antes: Preparación para la Rinoplastia

El cirujano probablemente le dará una lista de instrucciones antes de someterse a una rinoplastia. En general, no se debe comer o beber después de la medianoche la noche anterior a la cirugía.

Es importante dejar de fumar antes de la rinoplastia. Además de todos los efectos negativos a su salud asociados con el hábito de fumar. El fumar compromete severamente el flujo sanguíneo a la piel. Esto significa que hay menos oxígeno para ayudar en la cicatrización de heridas, y pueden producir necrosis (muerte) de la piel. El consumo de alcohol no es aconsejable durante la semana previa a la rinoplastia, el alcohol también puede perjudicar el proceso de cicatrización.

Su cirujano también podrá aconsejarle que deje de tomar ciertos medicamentos en los días o semanas antes de la rinoplastia. Por ejemplo, medicamentos anti-inflamatorios sin esteroides, como el ibuprofeno puede aumentar el riesgo de sangrado. Incluso elementos considerados naturales como ciertas vitaminas y preparaciones de hierbas tales como la vitamina E, gingko biloba, ácidos grasos omega-3 y el té verde pueden aumentar riesgo de sangrado. Se debe avisar al cirujano acerca de todo lo que estás tomando, incluso si parece inofensivo. Nunca dejar de tomar cualquier medicamento sin primero hablar con su médico.

Algunos cirujanos pueden prescribir tratamientos homeopáticos antes su rinoplastia, por ejemplo hierbas que pueden minimizar moretones. Además, mega-dosis de vitamina C pueden ayudar también a la coagulación y cicatrización de heridas. Algunos cirujanos también prescriben esteroides antes una rinoplastia para disminuir la hinchazón inicial. Estas recomendaciones varían según el cirujano.

Después: Recuperación de la Rinoplastia

Probablemente este excitado y un poco ansioso por ver su nueva nariz, pero la paciencia es clave después de una rinoplastia. Los resultados completos no son inmediatos y pueden tomar hasta un año para ser totalmente evidente.

Usted será incapaz de respirar a través de la nariz durante las primeras 24 horas, debido a que sus fosas nasales estarán tapadas. La nariz es rellenada para ayudar a reducir la inflamación y sangrado. Habrá algo de dolor que será controlado con analgésicos. La mayoría de personas que se someten a una rinoplastia puede dejar de usar analgésicos después de 48 horas. Algunas personas sienten nauseas después de la cirugía, esa sensación es normal y se irá después de unas horas.

Puede experimentar un poco de sangrado durante los primeros días. El cirujano también puede decirle que aplique compresas frías a la nariz para reducir la hinchazón y elevar la cabeza durante las primeras 24 horas. Es importante evitar cualquier golpe a la nariz durante la primera semana después de la cirugía. No está permitido soplarse la nariz después de una rinoplastia. Esto puede ser difícil ya que puede tener una sensación de congestión. Tomar descongestionantes puede ayudar.

El cirujano le pedirá que vuelva algunos días después de la rinoplastia para que retire los puntos de sutura. Aproximadamente, después de una semana se quitará el yeso. La nariz todavía va a estar hinchada, pero después de dos semanas gran parte de la inflamación habrá disminuido. En ese momento, se debe retirar todo lo que está en la nariz. Una férula se puede colocar sobre la parte externa de la nariz para protegerla, así como ayudarle a mantener la nueva forma durante el proceso de cicatrización. El cirujano también puede colocar una férula más suave dentro de la nariz para prevenir la cicatrización dentro de su nariz.

Después de un mes, el 85 por ciento de la inflamación se habrá ido. La inflamación restante puede tomar hasta un año. Por estas razones, debe esperar al menos un año antes de someterse a la revisión de la rinoplastia.

Comentarios sobre “ Antes y Después de una Rinoplastia ”

  1. [...] Antes y Después de una Rinoplastia [...]

Buscar

Contáctenos

Tu nombre (obligatorio)

Tu email (obligatorio)

Asunto

Tu mensaje