Cirugia Estetica Piernas o Tambien Llamado Lifting Para Piernas

La cirugia estetica piernas o el lifting crural es el procedimiento quirúrgico encaminado a mejorar el aspecto de las extremidades inferiores, mediante la eliminación de piel grasa y tejido adiposo que pudiera existir en la cara interna de los muslos. Esta técnica tiene ventajas y complicaciones, como todas las intervenciones quirúrgicas, por más simples que parezcan. Generalmente, esta operación es demandada por personas con zonas flácidas resultado de la perdida de mucho peso o por personas que han desarrollado o acumulado más grasa en zonas como los gemelos, las rodillas y los muslos.

La desventaja más notoria y principal en los pacientes que se someten al lifting crural o una cirugía estética piernas es que suele quedar una cicatriz muy perceptible o notoria. Los problemas más comunes en este tipo de cirugia plastica, pueden ser: La presencia de hematomas alrededor de la zona operada, infección o alguna inflamación en la zona operada. Es posible que el paciente pierda parte de sensibilidad en la zona inguinal, pero se recupera después de unos días o en el peor de los casos luego de unas semanas, pero estos casos son poco frecuentes.

La cirugía estética piernas puede durar de dos a cuatro horas, esto depende de la complejidad, o el efecto de la anestesia, que en este caso es general. La incisión se realiza en el pliegue de la ingle, de esta manera se elimina el exceso de grasa y de piel de la cara interna del muslo. Esta incisión, su tamaño dependerá de la cantidad de grasa y piel que haya en exceso, pero en cualquier caso es una cicatriz que pasa muy desapercibida.

Después de retirar los vendajes y drenajes, el paciente es dado de alta. Es importante que los primeros días después de realizada la cirugía estética, piernas así como las otras zonas trabajadas no deben ser forzadas a realizar algún ejercicio, como cambiar de posición constantemente, abrirlas o cerrarlas de manera brusca, ya que conviene que el proceso de cicatrización sea lo más adecuado posible, el reposo absoluto deberá ser de cinco a siete días. En la primera visita postoperatoria se realiza una cura tópica de la herida quirúrgica. Los puntos se quitan entre los 15 y 21 días. Se recomienda hacerse masajes de drenaje linfático para ayudar a reducir el edema que podría formarse. Es preferible que el paciente permanezca en cama por una semana y con la asistencia de alguna persona. Seguir al pié de la letra las indicaciones del especialista es lo fundamental, así como la relajación absoluta, esto ayudará a la cicatrización. La dieta que el paciente realice es a base de vegetales y fruta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *